Cuando abres una botella de vino no se si a vosotros os pasa, pero yo empiezo a imaginar historias y paralelismos: dónde habrán nacido las uvas y de quiénes eran las curtidas manos que las recogieron, qué bodeguero artesano veló por su mimada crianza, o qué artesano elaboró ese corcho que hace que la botella en contenido y esencia se transformen en libaciones que para algunos solo embriagan momentos, pero que para otros significan historias, tradiciones, pasiones y sensaciones.

En estos momentos donde hay tantas denominaciones de vino, viajo hasta la Ribera del Duero y fijo mi atención en una etiqueta, no solo por sus características esenciales que mejoran considerablemente cuando está embotellado, sino por su nombre e historia.

Antonio Barroso fue uno de los afamados bandoleros de finales del siglo 18 que surgieron como respuesta a las injusticias sociales de la época, que no eran ni villanos ni ladrones en beneficio propio, sino que se imponían ante las injusticias de las clases burguesas gozando del clamor popular. Barroso dominó la meseta aledaña al Río Duero y escogió como su guarida una zona de suelo calcáreo y pedregoso donde parece que desde siempre ha nacido la uva Tempranillo, la tipicidad de la hoy famosa Denominación de Origen. Probablemente, al calor de las fogatas para protegerse de los fríos invernales Barroso pudo haber disfrutado de vinos producidos en un suelo que más de un siglo después se convertirían en terrenos de cuidada producción, de vinos de Pago –como los expertos denominan- de baja producción y alta calidad.

bandolero diciembre 2017

Y es aquí donde mi romántica imaginación comienza a funcionar creyendo que todo esto podría ser una ficción similar a los relatos de Johnston McCully en su obra El Zorro, en la que el personaje era un reivindicador social de doble identidad y protegido por enigmas propios de un fantástico desierto californiano. Pero con Barroso, mejor conocido en la historia española como Chafandín, nada fue ficción, su apelativo es y será referencia de una etapa en la que el pueblo creía en héroes que los defendían de los poderosos, en donde se hacía justicia con la propia mano, cuando los hombres defendían su honor y bebían vinos en cuenco, sin pretensiones, en un mundo en donde se reconocía la valía de un producto por su sencillez, frontalidad y honestidad; productos que reflejasen el terreno que pisaban. Mi bandolero, un antihéroe, un nuevo amor de la Ribera del Duero que me nace decir, beber y pregonar. (texto publicado en Revista Mujeres Shaique del mes de Diciembre)

CHAFANDÍN 2015 D.O. Ribera del Duero de Compañía de Viñedos Iberian

 

 

WhatsApp Image 2017-12-11 at 09.49.19

VISTA: de inmediato se percibe la edad del vino y su paso por barrica de roble francés. De una intensidad violácea con ribetes cardenalíceos. Entre más años de guarda tenga se transforman estos intensos violetas en notas de color teja. De densidad aparente media a media alta con un brillo especial, con buena transparencia y sensación de corpulencia alta.

 

 

WhatsApp Image 2017-12-11 at 09.49.20

NARIZ: frutos rojos maduros y presencia de frutos negros igualmente maduros, con principios de compotas o mermeladas de frutos del bosque que se advierte mejorarán con guarda en botella. Con una nariz intensa, llena de notas que van abriendo con el paso del tiempo en copa y que dan paso a aromas ligeros a mentoles, pinos, como un andar entre pinares en las montañas de Andalucía. Como final se perciben notas iniciales de cuero, tabaco y mentas propias de la manufactura y el añejamiento en la barrica de roble francés.

WhatsApp Image 2017-12-11 at 09.49.22

BOCA: vino de boca redonda, muy completa, que confirma los aromas a frutos del bosque (rojos y negros) maduros. El adecuado balance entre astringencia con las ligeras notas de acidez demuestran el buen trabajo de crianza en barricas y su posterior guarda en botella. Tiene un final mentolado, que es sutil y aterciopelado con retrogusto fresco, de alta permanencia. Un bocado ideal para no dejar de beberlo.

 

#SHERRYMX: platos de gran potencia gustativa y aromática. El chef Lalo Plascencia y yo hemos previsto platos de larga cocción como son los adobos, algunos platos yucatecos como la cochinita pibil, pero mi favorito podría ser un mole negro oaxaqueño de chiles chilhuacles.

3 respuestas a “Sala de Catas CHAFANDÍN 2015 D.O. Ribera del Duero de Compañía de Viñedos Iberian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s